Quiénes somos



Ardax S.A. integrada por Jorge de León Meneses y Nicolás M. Gassiebayle.

Nuestra visión es promover un estilo de vida privado y saludable en contacto con la naturaleza del lugar.
Asumimos la responsabilidad de preservar la esencia de la zona y crear el ámbito para que las tierras expresen su máximo potencial.

Conformamos un equipo multidisciplinario de profesionales generando que cada uno desde su área aporte y enriquezca el proyecto.






Jorge de León Meneses

Uruguayo
Contador público

Leer más ▾








Nicolás M. Gassiebayle

Argentino
Ingeniero Civil

Leer más ▾



Planificación urbana
Habitabilidad responsable
Compromiso con el entorno

Aporte multidisciplinario de todas las áreas trabajando en armonía

Planificación y diseño del paisaje



Bulla

www.bulla.com.ar



Alejarnos permite acercarnos.

La encomienda de proyectar en Reserva Montoya significa un gran desafío. Como profesionales del Paisaje necesitamos realizar una primera aproximación al territorio, “mirar más allá” del sitio específico, esto nos permite tomar la real dimensión del Paisaje y sus dinámicas. Alejarnos nos hace entender el sistema en el que estamos inmersos y así identificar las distintas unidades de paisaje que encontramos en Reserva Montoya: la pradera, el pinar, el juncal y el eucalyptal.

La propuesta de Paisaje contempla una sucesión de programas en la naturaleza que permiten vivir una experiencia distinta en cada una de las unidades de paisaje. Intervenimos con un proyecto botánico sutil conformado por una paleta botánica acorde a fisonomía de cada ambiente respetando sus características propias y generando recorridos que permitan integrar el uso de los espacios públicos a la vida cotidiana. Diseñamos corredores biológicos que fomentan la biodiversidad y los flujos de bienes y servicios que hoy existen en Reserva Montoya.

Tanto en el Área de Deportes como en el Clubhouse diseñamos piezas de carácter fuerte y ordenadoras del espacio que permiten que la vida social y deportiva esté fuertemente vinculada con la naturaleza.

Para Bulla es importante poner el valor las características del territorio en el que operamos, lo que nos hace valorar la naturaleza y hacerla parte del proyecto convirtiendo la naturaleza en una experiencia.

Masterplan urbanístico



ROBIROSA

www.estudiorobirosa.com.ar



GENERALIDADES

En estos últimos años en referencia a los proyectos urbanísticos residenciales, se ha producido una marcada direccionalidad hacia varios conceptos claves como: ecología, preservación, sustentabilidad y calidad de vida. Dichos conceptos respecto a este tipo de desarrollos los hemos puesto como premisa básica desde la génesis misma de Reserva Montoya.
Los factores que sustentan la validez de esta iniciativa proyectual deben buscarse en las actuales tendencias del mercado que exigen al desarrollador un producto donde las áreas verdes naturales o dispuestas por el hombre, sean uno de los puntos más importantes a la hora de elegir un lugar para vivir, disfrutar y mejorar la calidad de vida.


CONSIDERACIONES PARTICULARES

Este proyecto se presenta como una alternativa fuertemente valorizada tanto por su cercanía al mar mediante una conexión directa e importante con las playas de La Barra, su contacto y acceso a la Laguna Blanca ademas de las condiciones naturales del terreno y forestación existente; todo ello confluye allí y hacen de Reserva Montoya un lugar con un gran potencial y alto nivel para un desarrollo urbanístico de excelencia, apropiado para constituir una verdadera comunidad organizada con identidad propia.
Otras consideraciones de peso para el presente proyecto son las de contemplar y respetar la naturaleza del entorno en cuanto al terreno, fauna y flora de la zona, evitando modificar innecesariamente dicho escenario.





El proyecto que nos convoca queda inscripto dentro a las normativas correspondientes a los siguientes usos:
- Residencial de baja y media densidad, con una superficie no menor a 1.000 m2 de terreno por lote.
- Área de deportes, con canchas de tenis, fútbol y multipropósito, pileta de natación y actividades náuticas.
- Esparcimiento y Recreación, como sendas peatonales distribuidas en todo el desarrollo, Clubhouse y muelle a la Laguna Blanca.
La propuesta busca obtener una mejor calidad de vida, tanto de quienes elijan formar parte del proyecto siendo propietarios, como aquellos que habitan y/o trabajan en zonas aledañas.

Abordando la idea de partido y en línea con el diseño propuesto, hemos tenido en cuenta para el acceso principal, la traza de la Av. Miguel Jaureguiberry, debiendo posicionar el acceso al barrio como “remate visual” e inicio de la red vial principal de 15 mts. de ancho, la cual en su recorrido va acompañando de manera constante el movimiento del terreno natural. Su traza nos brinda la posibilidad de apreciar, ya sea con vistas cortas o largas, junto a la sinuosidad de su recorrido, la variedad de vegetación nativa. Esta gran avenida será la que irá serpenteando en el interior del predio y conectando las diferentes comunidades planteadas entre sí y con el Clubhouse con vistas y acceso a la Laguna Blanca.

La disposición del conjunto de parcelas y su red vehicular interior se asemejan a las “hojas”, “ramas” y “frutos” que se desprenden del tronco de un árbol, –más allá de ser una bella metáfora que se asocia perfectamente al sentido ambiental de la propuesta– es lo que permite consolidar un desarrollo integrado y coherente del emprendimiento.

Esta red interna proyectada que oscila entre los 13 y 15 mts. de ancho, es la que nos permite el acceso a cada uno de los lotes, algunos de ellos a partir de los varios “cul de sac” que proporciona para quienes prefieran mayor intimidad.

La propuesta paisajística para este emprendimiento incorpora criterios surgidos de la valoración de la oferta natural existente, considerando las especies arbóreas predominantes y respetando los ejemplares que se encontraran dentro de parámetros de preservación y protección ambiental e interviniendo sobre ellos solo cuando fuera estrictamente necesario.


CONCLUSIONES

Concretamente, nuestra labor se enfocó en mantener “viva” la esencia que se percibe en este lugar. Conservar la integridad del campo, crear un medio agradable y poder participar en forma activa, disfrutando de las posibilidades que nos brinda deliberadamente la naturaleza, son los factores críticos con los que abordamos el proyecto manteniendo el espíritu del lugar y creando una armonía entre desarrollo y entorno.
Preservar esté espíritu dentro de Reserva Montoya, es más que una idea abstracta, es un activo y continuo ritual de devoción a la naturaleza, cuidadosamente concebido como idea y meticulosamente ejecutado.

Arquitectura



MAPA

www.mapaarq.com



El diseño arquitectónico de los equipamientos comunes de Reserva Montoya fue desarrollado por el estudio creativo MAPA. El proyecto se compone de tres edificios ideados para convivir en pleno contacto con la naturaleza: un acceso pergolado que recibirá a los residentes y visitantes del barrio, un clubhouse con gimnasio y solárium al borde de la laguna y un espacio para el sector de actividades deportivas.

Juntos, los tres proyectos definen una identidad única y acogedora para La Reserva Montoya a través de una impronta propositiva, contemporánea y, ante todo, respetuosa con su entorno.
El lugar es interpretado como un paisaje privilegiado donde redescubrir la naturaleza, el tiempo y la calma. El eje conceptual de la propuesta es, entonces, la puesta en valor del paisaje encontrado y sus características esenciales.

Las construcciones están conformadas por un conjunto simple de elementos industrializados de madera laminada, acero y hormigón especialmente diseñados con el objetivo de optimizar los procesos y minimizar el impacto en el paisaje. Se utilizaron desechos industriales de hormigón y maderas provenientes de la reforestación de pinos en una actitud contemporánea que pone de manifiesto la reflexión sobre cómo deben pensarse los procesos constructivos en el siglo XXI.

Como si de esculturas se tratase, los pilares son construidos mediante el apilamiento de unos particulares cubilotes de hormigón provenientes del desecho industrial de la producción de premoldeados. Sobre estos pilares, unas enormes pérgolas de madera enmarcan el horizonte y brindan protección a una gran diversidad de espacios: interiores completamente vidriados que se vuelcan al entorno que los rodea, plataformas equipadas para actividades al aire libre y jardines de flora nativa, entre otros.

De este modo, en Reserva Montoya la arquitectura se transforma en un responsable y carismático soporte de futuras experiencias.

Iluminación escenográfica



AOPI

www.arturoperuzzotti.com.ar



El Proyecto de Iluminación se basó en dos ejes principales: La contemplación de la naturaleza y la posibilidad de desarrollar diversas actividades específicas con óptimas condiciones lumínicas durante la noche.

Se tuvo en cuenta el bajo consumo energético y el mínimo mantenimiento de los sistemas utilizados.
Se implementaron diversos sistemas según: el uso de cada sector, la distancia entre la vegetación y los espacios de estar.
Se evitaron los artefactos en altura, para liberar la visión del cielo y no generar encandilamiento.
Se ocultaron artefactos de manera estratégica para iluminar ciertos ejemplares en altura.
Se trabajó con intensidades bajas.
Se utilizaron artefactos con emisión controlada para no generar polución lumínica.
Se iluminaron puntos específicos para orientar a los usuarios durante los recorridos.


Se mantiene el espíritu nocturno original de Reserva Montoya. Agregando los elementos necesarios para percibir las características naturales del entorno,orientarse, recorrer y disfrutar la estadía.